http://www.viguera.com/es/libros/2-neuropsicologia-corteza.html
Búsqueda avanzada
Boton Buscador
Registrarse  /  Recordar Contraseña
eMail
Contraseña
Entrar
 Recordar datos de acceso
Síguenos en: Revista de neurología en Facebook Revista de neurología en Twitter Revista de neurología en Google+
Suplementos de Revista de neurología
Congresos de Revista de neurología
Destacamos
Noticias
Descubierto un mecanismo por el cual el abuso de cannabis puede causar esquizofrenia
Niveles altos de ansiedad parecen afectar el cerebro de los niños
Banner
Índice >> Revista de Neurología (Volumen 32  Núm 9) >> Amaurosis permanente por infarto occipital bilater...

Amaurosis permanente por infarto occipital bilateral debido a disfunción de la válvula de derivación imprimir
Nota Clínica Castellano   English   Portugués
[REV NEUROL 2001;32:835-837] PMID: 11424035 - Nota Clínica - Fecha de publicación: 16/05/2001
P. Gimeno-Pita, M. Moros-Peña, T. Guillén-Ballard, A. Cáceres-Encinas, J. Eiras, J. López-Pisón
Introducción. La causa más frecuente de disfunción de las derivaciones de líquido cefalorraquídeo es la obstrucción del catéter, que puede establecerse de forma subaguda o brusca. La obstrucción brusca es una complicación grave porque implica riesgo de muerte o alteraciones permanentes de la función visual. Caso clínico. Presentamos el caso de una niña de 13 años que, ocho días después de la colocación de una válvula de derivación ventriculoperitoneal, presentó de forma brusca cefalea, disminución del nivel de conciencia, alteraciones pupilares y pérdida permanente de la visión secundaria a infarto occipital bilateral. Conclusiones. Las vías visuales y los nervios oculomotores son especialmente sensibles a los cambios de la presión intracraneal y a los desplazamientos de las estructuras intracraneales, por lo que los signos neuroftalmológicos son más sensibles que la tomografía computarizada (TC) para detectar la disfunción mecánica valvular, ya que, aunque esta técnica muestra anomalías estructurales, no puede asesorar sobre su funcionamiento, y la presión intracraneal puede estar lo suficientemente elevada como para causar daño en las vías visuales sin reflejar un agrandamiento ventricular en la TC. Una TC normal o sin grandes cambios respecto a controles anteriores no excluye el mal funcionamiento de la derivación. Si están presentes signos clínicos de aumento de la presión intracraneal debe considerarse la posibilidad de disfunción mecánica de la válvula y procederse a su revisión, puesto que puede tratarse de una urgencia neuroquirúrgica dado el riesgo vital o de pérdida permanente de la función visual.
Buscar en PubMed
Por autor
Gimeno-Pita P
Moros-Peña M
Guillen-Ballard T
Caceres-Encinas A
Eiras J
Lopez-Pison J
Por palabra clave
Blindness
Cerebral herniation
Endocranial hypertension
Hydrocephalia
Occipital infarct
Shunt valve
Ver en PubMed
Este artículo
Artículos relacionados
Palabras clave:  Amaurosis - Ceguera - Herniación cerebral - Hidrocefalia - Hipertensión endocraneal - Infarto occipital - Válvula de derivación
        Añadir cita a su biblioteca
  Descargas: 159
Valoración media:      (0 votos)


Para poder participar en esta discusión debe estar registrado
Debe estar registrado para poder suscribirse a este seminario
Inicio de página
Inicio de página
Catalogo Viguera
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Revista Psicogeriatría
Revista Educación Médica
© Viguera Editores   Plaza Tetuan, 7 08010 Barcelona   Contacto  |  Privacidad   ISSN Edición Digital 1576-6578
Valid HTML 4.01 Transitional Última Actualización: 29/07/2014